VIEJO HUMANO

Mis pasos retumban sonoros en las
callejuelas vacías.
Viejas calles embaldosadas, corrientes,
vulgares.
llenas de restos de sudor humano, de vómito,
de fluidos humanos desechados en momentos de urgencia.
Callejuelas viejas, chuecas, vacias de sentimientos,
alojan todo tipo de escoria humana:
prostitutas, dipsómanos, adictos, pederastas, vulgares ladrones,
perros flacos y hambrientos.
Éstos últimos crean jaurías que ponen en alerta a los demás:
alguno escucha mis pasos, empieza el aviso con grandes
ladridos atroces, como advirtiendo mi presencia humana.
Perros que esperan atacar ladinamente, como cualquier
perro callejero y peor aún, de rancho.
Mis pasos van jadeantes, uno tras otro, cansados,
hartos de la vida, descaradamente hambrientos, sedientos,
necesitados de algo, arrastrándose como las calaveras del
más profundo de los purgatorios.
Stone.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA BASTARDA (..Violette Leduc in memoriam)

Saciedad de ausencias

Dudas