VISION NOCTURNA.



Te juro que la pude tocar.

Te aseguro que sentí la tibieza

de su frágil cuerpo,

era cálido y hermoso.



No la pude tener por mucho tiempo.

Tal vez fue premonitorio.

Tal vez me rogaba

que no la abandonara,

que habíamos pactado

nuestro amor por toda

la eternidad.



No, no la puedo traicionar con esto,

le debo mucho,

tanto que, solo el

reunirme con ella,

lo explicaría.



Te amo aun, pequeña.



STONE…. Ψ

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA BASTARDA (..Violette Leduc in memoriam)

Saciedad de ausencias

Boca de Llanto