jueves, 10 de octubre de 2013

LLANTO...

La miré llorar con intensidad.
Sus lágrimas me dañaban,
me hacían sentir vil,
impropio de tenerla a mi lado.

Pero no sabía por qué,
era como si la hubiera regañado.
No atinaba a entenderlo.
Su rostro era casi angelical.

No comprendía el motivo de su llanto.

Su rostro era impactante,
su risa era clara,
diáfana,
sublime

No comprendí su llanto.

STONE Ψ

No hay comentarios:

Publicar un comentario

EXCELSO

Si me lees... EXCELSO Es indescriptible tu gozo, supera los límites femeninos en sí es inefable, critico, único, solo tuyo... Mientr...