Sólo para ponernos a pensar, sin mayor intención de convencer ideologías, modas o conciencias:
Pasar del consumo al sacrificio, de la avidez a la generosidad, del desperdicio a la capacidad de compartir, en una ascesis que «significa aprender a dar, y no simplemente renunciar. Es un modo de amar, de pasar poco a poco de lo que yo quiero a lo que necesita el mundo. Es liberación del miedo, de la avidez, de la dependencia.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA BASTARDA (..Violette Leduc in memoriam)

Saciedad de ausencias

Boca de Llanto