CORAZÓN ENAMORADO

Yacía profundamente dormido
tu cuerpo níveo y
de inquietantes formas,
Yacía tu cuerpo...

Mi inquietud era tal
que me vi dispuesto a todo,
era una inquietud corpórea,
de celo manifiesto.

Pero sólo observaba tu 
angelical sueño...

Stone...

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA BASTARDA (..Violette Leduc in memoriam)

Saciedad de ausencias

Boca de Llanto