A TANTO TIEMPO DE TU PARTIDA…



Te espío maravillado
te persigo en silencio,
tropiezo contigo, y …
a mis excusas respondes
con una sonrisa.

Has pasado tan cerca
que alcanzo a percibir
la brisa de tu olor y …
si no me viste fue por
la altivez en tu modo de andar.

Me trastorna el castañeteo
de tus tacones por el adoquín,
me desordena el corazón el
aire de los suspiros de tu atuendo.

Me vuelvo loco de amor
con los vientos de tu cabello suelto,
el vuelo de tus manos,
el oro de tu sonrisa.

Temo acercarme para no
malograr este encanto

Stone

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA BASTARDA (..Violette Leduc in memoriam)

Saciedad de ausencias

Boca de Llanto