NACISTE PARA ENSEÑAR (reflexion)

Tenïas ese don, ese regalo
que sólo algunos lo gozan.
La ignorancia sucumbía ante ti,
transmitias el aprendizaje de las letras.

Los pequeños infantes sucumbían,
como la misma ignorancia
ante el descubrimiento de los trazos.
Asombrados, éstos daban cuenta de la escritura.

Tu sonrisa era ccómplice de tu don.
Sabías que regalbas el inicio del conocimiento.
Los pequeños alumnos, complacidos
y asombrados escribían sus primeros párvulos.

Tus manos poseídas de tu don 
guiaban las inquietas manitas del pequeño, 
ávidas por trazar la palabra.
Tu paciencia y dedicación la otorgabas sin 
esperar nada.

La sonrisa del pequeño erudito
daba satisfacción.
Le enseñabas las palabras: mamá, papá.
Ëste, sarisfecho, las regalaba a sus padres.

Tu, nada, sólo gozabas de ese don.
Naciste para enseñar.
Felicidades Maestra Estrelllita, 
te admiro por eso....
StOnE

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA BASTARDA (..Violette Leduc in memoriam)

Saciedad de ausencias